uncionenfcrop-e1560796214615.jpg

¿QUÉ ES LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS?

"Si alguno de vosotros cae enfermo, que nombre a los presbíteros de la Iglesia para que oren sobre él y lo unjan con aceite en nombre del Señor. Esta oración, hecha con fe, salvará al enfermo: el Señor lo restablecerá, y le serán perdonados los pecados que hubiera cometido "(Carta de Santiago 5, 14-15).
 

El contacto de Cristo con los enfermos es constante en los cuatro evangelios. La actitud de Jesús ante ellos es de compasión, proximidad, dedicación, nunca se cansa de curar, siempre tiene un gesto o una palabra salvadora para ellos. Sólo les pide una cosa: la fe. Jesús pera actuar requiere la fe.


Mediante el Sacramento de la Unción Jesucristo continua acercándose hoy a los enfermos pera comunicar su salvación y continúa pidiendo la fe. Necesitamos crecer en esta conciencia de que es el mismo Jesucristo quien actúa a través de los sacramentos.

El hombre, cuando tiene una enfermedad o cuando llega a la vejez, necesita una gracia especial de Dios, para evitar que se derrumbe su espíritu y disminuya su fe, y pueda, a pesar de los dificultades propias de la enfermedad o la vejez, continuar creciendo en santidad. Es necesario que en nuestra vida todo sea ocasión de crecimiento en la fe: también la enfermedad o vejez. Y eso es lo que pretende este sacramento.

Dice el Catecismo de la Iglesia que el sacramento de la unción es un sacramento de curación. Cada vez veo más claro que este sacramento esta también dirigido a aquellos que tienen heridas del pasado o dificultades psicológicas que les impiden vivir con gozo su vida, su fe. Dios también los quiere curar a ellos.

EFECTOS DEL SACRAMENTO

• Un don particular del Espíritu Santo es el consuelo, la paz y el ánimo para soportar cristianamente los sufrimientos de la enfermedad o de la vejez. Renueva la confianza y la fe en Dios y fortalece contra la tentación del desánimo y de la angustia ante la muerte.


• La unión de los enfermos a la Pasión de Cristo, para su bien y el de toda la Iglesia.


• La curación del alma, es decir, el perdón de los pecados, si el enfermo, debido a su estado de salud o incapacidad, no ha podido obtenerlo antes por Sacramento de la Reconciliación.


• El restablecimiento de la salud corporal si conviene para su salvación.


• La preparación para el paso a la Vida Eterna.

ASPECTOS VARIOS

  • No es un sacramento sólo para aquellos que están a punto de morir.

  • Es conveniente confesarse antes para el sacramento encuentre un corazón más dispuesto a la gracia de Dios.

  • Antes de una operación delicada es conveniente recibir el sacramento.

  • Si un enfermo que ya ha recibido el sacramento recupera la salud, puede, en caso de una nueva enfermedad volverlo a recibir. Incluso, en el curso de una misma enfermedad grave el sacramento puede ser reiterado.

SACRAMENTO
DE LA UNCIÓN DE ENFERMOS